Pelillos a la mar.

El sábado mi amiga Lu nos invitó a cenar a su casa, y en un momento en el que estábamos a  solas, se arremangó el pantalón  orgullosa y me enseñó su pierna tersa y lisa sin un solo “pelaco”. – ¡Me he hecho la láser, por fin! Yo morí de envidia y me acordé de…

Eres un ángel-guerrera con mucho glamour.

Ahí estábamos sentadas en el salón con unas cervezuquis (es inevitable que no rule el alcohol) y una tapitas de queso, mi madrina, mi madre, mi hermana y yo. Hablábamos de cosas de la vida y de lo perra  que puede llegar a ser a veces esta. Yo de esto no sé mucho, soy joven…

Somos antihéroes con mucho poder.

A mi morena le tienen que poner gafas  y no lo lleva muy bien. Tiene miedo a que la llamen gafotas y no verse estupenda. Yo le he dicho que me da envidia, las gafas me parecen  que tienen un toque cool y dan una pizca de intelectualismo que mola mazo. Siempre he mirado con…

Supervivientes.

Últimamente tengo que cerrar la puerta de casa bajo cuatro llaves, y es que a “Bobe” le da por largarse a recorrer mundo. Abre el enano, y se pira a sus anchas para airearse un poco. Así que como una paranoica doy vuelta, vuelta y vuelta a la llave porque no es  la primera vez…