Léelo solo si no estás liberado.

el

El jueves por la mañana entré en un estado de enajenación extrema. La alarma del móvil Alarmano sonó, me quedé dormida y mi teléfono tampoco despertó. Murió definitivamente.

De pronto y tras convulsionar un poco me sentí atrapada. Como si me hubieran encerrado en una celda a cal y canto aislada del mundo exterior. En mi énfasis por encender el teléfono como fuese y tras soltar algún taco que otro mi maromo comentó con una sonrisa de gallo pendenciero:

-¡Ala! Así desconectas un poco…

Le hubiese mandado un “WSP” con unacacapero no hice nada. Que cara a cara no me atrevo.

La verdad es que llevaba una temporada haciéndome autoterapia porque estoy un poco hasta las napias  de someterme a la voluntad de un puñetero emoticono. Eso, y mi amor propio de no oír a la prole, animados por el consorte, canturreándome   NOTAS NOTAS                 “La Wasapera” (Pinchen y vean) Que no aspiro como  “Georgie Dann” a que sea la canción del verano.

Así que pensé que tampoco estaría tan mal adoptar el modo avión y volar. Y así también  dejar de esconderme en el baño para que no me vean teléfono en mano.

aviónDespegué, sí. Pero pronto tuve que buscar una pista para hacer un aterrizaje forzoso. Que no se puede volar sin “GPS”. ¡Y sin teléfono no se puede vivir! Es la cruel realidad.

Parece que la vida es una aplicación del “Play Store” que hay que descargarse. ¡Y sin móvil imposible!

Ese día nadie me llamó. Por más que miraba con anhelo el fijo, este no sonó. Así de triste. Mis amigos habitan en la SD y en la telefonía fija soy una “margi” de la vida. Ni un cafécafé, ni un “q tal?” Ni siquiera una carita sonriente…

Tenía en mi Iphone la agenda con las tareas del día, toda la compra del mes escrita en “notas” y me daba pereza volver a revisar la despensa. Debía dar unos recados pero por más que quise recordar algún teléfono de memoria, fui incapaz.

Después de estacionar el coche quise pagar el aparcamiento. Busqué el móvil instintivamente sin recordar que la había espichado. No tenía un €uro encima y tuve que ir a buscar un cajero a toda pastilla con la sillita de “Bobe” derrapando, antes de que el raudo poli polime multara.

Comiendo con mis hermanos se pusieron todos a charlar de un tema la mar de integrados. Todos menos yo, que no me estaba enterando de nada.

-¿Pero… qué pasó? ¿Qué pasó?

– ¡Lo pusimos en el grupo, Isa!

-¡¡¡Uyyy perdona!!! ¡Que tú tienes móvil y yo no soy nadie!

Ni amigos, ni hermanos, ni na de na. Toda mi vida está en la tarjeta SIM. Y “sim” ella soy una “pringui”.

Ese jueves La “Checho” pilló la varicela. Pero no lo supe hasta las cinco de la tarde cuando fui a por ella y la encontré llena de ronchas en la entrada del cole reprochándome que no la hubiese ido a buscar. Su profe me había estado llamando todo el día pero yo estaba en modo avión y fui una mala madre.

Después de tres días de estar recluida como una infestada y tras picar a varias puertas, mendigando un móvil viejo como una auténtica “yonqui”, mi vecina me dejó uno.

Rápidamente entré al “Play Store” y me descargué “Mylive”. Pero la actualicé. Y ahora hay novedades:

  • Nunca jamás comeré con “IPhone” como anfitrión. Hay chats no virtuales que generan más satisfacción.

  • Por la noche activaré el modo silencio. A veces no interactuar hace que te relaciones más. Une mucho.

  • No hay emoticono más verdadero que el de un rostro que se pueda acariciar.

  • El mundo Mundo también tiene sonido. Se puede vibrar con él.

  • No hay nada tan urgente como cortar una flor o sentir el viento.

  • Una carcajada desmesurada libera más endorfinas que tres caritas sonrientes SonrisaSonrisaSonrisa

  • Nunca digas nada a nadie que solo le dirías por “WSP”. Sé valiente.

  • En realidad la flamenca flamenca tiene muy poco arte. Yo taconeo mejor.

  • Desmovilízate y movilízate. Menea el pandero.

  • El amor, una mirada, o un abrazo ocupan muchos megas y no caben en la SIM. Son muy grandes corazón

  • Cuando tu vida se guarda en un “IPhone” es él quien te ha acaparado. Él estará liberado pero tu eres su prisionera.

  • No hay captura de pantalla más bonita que la del recuerdo recuerdo

  • Un beso real se almacena en el corazón. Un emoticono se vacía del chat.

  • No hay grupo más genuino que el que come pipas juntos.

Si consigo todo esto te juro que me doy unos aplausos con sonido de verdad aplauso y bailo como una posesa a “Georgie Dann” o lo que haga falta. Y… mucho mejor que la flamenca.

 

 

 

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. jajaja me muero de risa con el video!! Con toda la family! Que monos! 😘

    Me gusta

    1. Ishaces dice:

      Jajajaja así se ríen de su madre. No hay derecho!!!
      Besotes!!!!

      Le gusta a 1 persona

  2. Ya sabes lo fan que soy de vosotros!!! jajaja Buenísimo 😉 Un beso Isa!

    Me gusta

    1. Ishaces dice:

      Un beso para ti!!!
      Y mil gracias, de verdad!

      Le gusta a 1 persona

Cuéntame qué te parece...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s