Ellos son así, nosotras asá. Y así asamos.

el

Ya me había advertido mi madre que me iba a casar con un marciano, lo que no sabía es que pronto iba a tener también “marcianitos” en casa.

Hace un tiempo mandé a “El Gato” acompañado de “La Morena” a comprar un frasco de Nocilla. Desde casa a la tienda son 3 minutos, 3 minutos en comprarlo y otros 3 min en volver. En total 9 minutos. Pero pasaron 15 y no volvían, 25 y seguían sin aparecer. Me empecé a poner nerviosa y a asomarme por la ventana, era la primera vez que les mandaba solos a por algo y ¡me los habían raptado!.

35 min y no llegaban, ya me estaba poniendo el abrigo para salir a buscarles, cuando a los 40 min llaman a la puerta. Eran ellos con el frasco en la mano. “Mi Morena” traía una cara de estrés bastante considerable y se notaba que habían discutido. Parecían los “tontos del bote”.

-¿Pero qué os ha pasado?

A lo que “Mi morena” explotó y dijo:

-Mira mamá, no encontrábamos la Nocilla, le dije que íbamos a preguntar a una de las chicas ¡Y no me dejó!. Y venga a dar vueltas por la tienda. Pero por más que le decía “¡Vamos a preguntar!” Se enfadaba conmigo y no me dejaba.

¡Ya está! ¡Se ha convertido en un marciano!

NOCILLA

Y es que me he visto en esta misma tesitura un montón de veces.

El otro día nos perdimos en coche, enseguida comencé a bajar la ventanilla para preguntar a un señor que pasaba por la calle, pero de repente gritaron: “¡NO PREGUNTES!”

¡¿PERO POR QUÉ?!. NO LO ENTIENDO.

Da igual, el caso es que ser marciano también tiene su plus. Yo me pierdo en coche. Es algo muy habitual en mí, para mí un mapa es como un pergamino escrito en hebreo del año catapúm. Aunque he de reconocer que me importa un rábano perderme y no me estresa en absoluto, pregunto y ya está. La semana pasada me pasó. Me volví a desorientar con todos los niños en coche. Les pregunté a ellos: “¿Alguno se acuerda de cómo se iba a este sitio?”. Ellas ni idea, pero mi marciano, lo sabía. Sólo había ido un par de veces y se acordaba a la perfección.

A Bobe, con sólo dos añitos, le entran ataques epilépticos con sólo traspasar la puerta de Zara. Y es que ya está metamorfoseando  para convertirse en uno de ellos.

Pero también están ellas, las pequeñas venusianas. Todos los días al llegar a casa empiezan a narrarme todaaas a la vez, los acontecimientos del día con todo lujo de detalles, en los que entran sus enfados y desenfados con sus amigas, repletos de un exagerado dramatismo. En cambio, “El gato” me responde: “Todo bien” y se queda tan pancho. Y luego descubro que tiene un arañazo en el brazo de alguna rencilla, pero se le olvidó contarlo porque no era importante. Y si eso no es importante, ¿qué carajo lo es?

Me ha costado entender por qué coimes no puedo preguntar dónde está la Nocilla, pero creo que algo voy aprendiendo. Y es que aunque somos iguales, nos comunicamos de forma distinta:

-Encontrar la nocilla o el camino es un desafío para ellos. NECESITAN SENTIRSE VALORADOS. No seamos cenizas y les chafemos su reto. Si dicen que no preguntes, no preguntes,¡coña!

¡A NOSOTRAS NOS GUSTA CHARLAR! Cuando estamos preguntando sobre algo, NO QUEREMOS UNA SOLUCIÓN, simplemente sentirnos comprendidas y desahogarnos un poco. A lo mejor no nos habíamos explicado bien.

-Cuando ellos preguntan ¡NO TE EMOCIONES! No quieren parlotear contigo, SÓLO QUIEREN QUE LES DES “¡LA INFORMACIÓN”. Así que no te enrolles que te vas a quedar hablando sola.

-“ ¡PERO SI TE LO CONTÉ, ES QUE NO ME ESCUCHAS!” No seamos dramáticas. Lo que pasa es que le hemos dado demasiado a la lengua. En los primeros 5 minutos, él ya había recopilado los datos suficientes. Lo demás sobraba. SINTETIZA.

-“¡No me cuenta sus problemas!” NO TE ESTÁ OCULTANDO NADA. Está muy ocupado buscando la solución para poder ACTUAR Y ZANJAR EL TEMA.

NO ES UN SOSO, no es aburrido. Ir de tiendas no es divertido. Estar tres horas tomando un café es demasiado. A ellos les gusta más darle al mando de la TV o hacer deporte. En casa se sienten a gusto. ¿Qué pasa?. Y que sepas que mirar obras es divertido.

No le fuerces a estar dos horas de tiendas para él es una muerte lenta y dolorosa. Tenemos gustos distintos. NO INTENTES CAMBIARL@.

Somos igual de valiosos, pero emocionalmente distintos. Nos queremos, pero a veces nos cuesta entendernos porque hablamos idiomas diferentes.

¡Ponte al día! ya a la venta el diccionario de la Real Academia Marciana. O el de la Venusiana.

 

 

Anuncios

16 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Arantxa dice:

    Me encanta, en casa lo mismo!!!

    Me gusta

    1. Ishaces dice:

      Gracias!
      Un saludo!!

      Me gusta

  2. Mariola dice:

    jajajajajajaaja…….me ha encantado!! Por mucho que queramos no verlo es así, somos totalmente distintos desde pequeñitos. Buenos días!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ishaces dice:

      Si, desde bien enanos ya se nos nota. Es inevitable!
      😉

      Me gusta

  3. Bárbara dice:

    Lo que me he reído!! La vida misma 😉

    Me gusta

    1. Ishaces dice:

      Jajaja la mismisíma realidad.
      😃

      Me gusta

  4. Filo Schira dice:

    Y él no ve donde está la mantequilla en la nevera. da igual que la tenga delante, no la ve 🙂 Y el polvo es un concepto, pero no existe.
    Son las cosas que nos hacen diferentes y complementarios. Ella se agobia pensando en mañana, él dice simplemente “ya verás mañana”, y ella se relaja.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ishaces dice:

      Jajaja muy bueno. Cada uno tenemos lo nuestro, pero como tú dices, así nos complementamos.
      Un saludo!!!

      Me gusta

  5. Begoña dice:

    Isa me veo tan reflejada en lo que cuentas…un día de visita a Barcelona…en plena diagonal,no me acuerdo muy bien hacia donde nos dirigimos,solo me acuerdo que recorrimos la diagonal cinco veces,si cinco veces,porque mi marido no quería preguntar..hasta que en un semáforo baje la ventana para preguntar,el semáforo se puso en verde y deje al señor con la.palabra en la boca…pues todo así,con decirte que no hace caso ni al gps…nos perdimos.en un pueblo de ciudad real por que decía que el gps nos estaba llevando por mal camino…por mal.camino nos estaba llevado mi marido…que con el calor que hacía…con los niños chillando y yo con mi santa paciencia diciéndole que hiciera caso al gps… Pues todo asi

    Le gusta a 1 persona

    1. Ishaces dice:

      Ayyyy q risa, Begoñaaa!!! Y lo bonita q es la diagonal, qué?? 😂😂

      Me gusta

  6. Laura dice:

    Jajajaj!!! Cuanta razón. Me parece estar viendo una escena de mi familia, 😄😄

    Le gusta a 1 persona

    1. Ishaces dice:

      Jajaja Es q estas cosas pasan en todas las familias. 😅😅

      Le gusta a 1 persona

  7. anadelgadocervino dice:

    Eres única narrando la vida misma.

    Le gusta a 1 persona

    1. Ishaces dice:

      Gracias Ana!!
      Un saludo!!

      Me gusta

  8. jajaja, qué cierto todo lo que cuentas!! Los marcianos son marcianos, no intentemos cambiarles. Nos encanta darle vueltas a todos, y ellos lo hacen todo tan simple que a nosotras nos parece hasta complicado!! xD Un besazo escritora!

    Me gusta

    1. Ishaces dice:

      Siiii! A veces me encantaría ser como ellos en muchas cosas. Pero así nos complementamos!
      Un beso!

      Le gusta a 1 persona

Cuéntame qué te parece...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s